Empieza el año nuevo y una de las costumbres más habituales es hacer los propósitos de año nuevo.

Sabemos que planificar no es una tarea atractiva como “el vivir día a día dejándose llevar por el momento presente”, sin embargo, lo cierto es que si tenemos un plan nos va mucho mejor.

Planificar es importante y hacerlo correctamente con nuestros objetivos puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Por eso, antes que nada, invito a todos a hacer un balance del año 2018. Tenemos que dar gracias, reconocer los logros, errores y dificultades que nos hicieron más fuertes.

Ahora bien, como dice Einstein: “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”. Por esto, ya que hemos hecho nuestro propio análisis, vamos a tomar decisiones diferentes para este nuevo año 2019 y definir qué vamos a hacer diferente para lograr nuestras metas y objetivos.

Objetivos bajo control

Nuestros objetivos tienen que depender de nosotros mismos y no de los demás.

Por ejemplo, si definimos “voy a conectar una plataforma con la base de datos de Sales Force”, tenemos que tener en cuenta todas las aristas de este proceso o, de lo contrario, por mucho que nos empeñemos no va a suceder.  Para lo anterior, podemos utilizar Robot Process Automation (RPA) en la misma interface del usuario para que aumenten nuestras probabilidades de conectar con Sales Force.

Objetivos específicos

Nuestros objetivos deben ser concretos para obtener resultados concretos.

Si nuestros objetivos son genéricos como “desarrollar BIG DATA” no tendremos claro si lo estamos consiguiendo o no. Recuerden que los objetivos deben ser medibles y nada que no pueda medirse se puede mejorar. Entonces, ¿qué “conectar la base de datos con Power BI, una aplicación para visualización de datos interactivos”?

Objetivos con el tamaño apropiado

Si nunca hemos ejecutado un proyecto de análisis de datos y en las primeras semanas queremos tener análisis de rollout, tareas, costos y robots; muy posiblemente cuando llegue el fin del trimestre estaremos atrasados con las entregas.

Nuestros objetivos tienen que ser alcanzables.

Objetivos motivadores

Si colocamos como objetivo, digamos, implementar nuestra herramienta en Europa y no es clara el plan, en cuanto tengamos algo más urgente o importante que hacer aplazaremos terminaremos aplazándolo.

No podemos poner un montón de objetivos solo por tener una lista grande. Si nuestro enfoque no es conseguir algo que realmente nos apasiona y nos dará retorno, solo servirá para aumentar la lista de objetivos abandonados a lo largo del año.

La pregunta que debemos hacernos es: ¿Para qué queremos nosotros este objetivo?

Tenemos que preguntarnos qué vamos a conseguir con este objetivo, y si aquello que vamos a conseguir realmente nos apasiona y trae un buen retorno del tiempo invertido.

¡Revisar los objetivos!


Nuestra vida y proyectos no son un conjunto de elementos aislados, sino un sistema en donde diferentes actividades interactúan entre sí.

Es importante estar atentos a todo aquello que afecta estos objetivos (tanto el perseguirlo, como el conseguir los resultados), nuestras vidas y proyectos. Una vez definido todos los puntos anteriores, tendremos un plan bien definido y podemos empezar a ejecutarlo, pero hay que monitorear para garantizar que todo eso funcione como lo planeado.

Cada cierto tiempo dependiendo del objetivo hay que verificar y comprobar si estamos logrando los resultados esperados.

¿El objetivo todavía es válido?

¿Estoy logrando resultados?

Si no estoy consiguiendo los resultados, ¿qué tengo que cambiar?

Al hacer ese ejercicio aparecerán barreras, algo que nos está impidiendo lograr el objetivo. Para esto debemos encontrar una solución u otro camino a seguir.

Conclusión

Hacer una buena planificación para el año nuevo es una forma práctica de maximizar las probabilidades de conseguirlos.

Para eso definiremos nuestros objetivos con:

  1. Objetivos bajo control
  2. Objetivos específicos
  3. Objetivos con el tamaño apropiado
  4. Objetivos motivadores
  5. Revisión 

Por último, no olviden que cuando los vayamos logrando hay que festejar y reconocer cada entrega.

Erickson Lima
ZINA's General Manager